Debido a que estas lesiones son típicas en corredores, os planteamos soluciones como el tratamiento para la Periostitis Tibial. En este artículo Clínica Paiporta nos hablará de este tipo de patología, y de los diferentes tipos de tratamiento que existen, así como el gran beneficio de acortar tiempos de recuperación para disfrutar de nuestro deporte favorito.

PERIOSTITIS TIBIAL

La periostitis tibial es una de las patologías más frecuentes entre los deportistas que practican carrera continua, running o trail. Ésta consiste en la inflamación de la membrana que cubre al hueso tibial1 producido por el continúo traumatismo del pie contra el suelo para estabilizar la tibia. Ésta hace que la acumulación de estos pequeños impactos sobre el periostio ocasione inflamación, y a su vez disminuye el riego sanguíneo y estímulo nervioso. La inserción del tendón tibial anterior2 (zona espinilla) o tibial posterior3 provocan la inflamación o periostitis tibial. Se manifiesta en sus inicios con pequeñas punzadas intermitentes, sino cesamos la actividad encontraremos ardor en un mayor trayecto de la tibia.

CAUSAS

• Terrenos duros e irregulares o con pendientes pronunciadas, como podemos observar en los trails, ya que el impacto es mayor y el pie tendrá que acomodar la inestabilidad del suelo.
• Alteraciones biomecánicas del pie, tobillo, cadera: importantísimo acudir a un especialista del pie, como es un podólogo, para realizar un estudio de la pisada. El podólogo valorará el estado del pie, la forma la función y qué relación tiene éste sobre la inflamación del periostio tibial.
• Calzado deportivo: tendremos que saber elegir el calzado y para ello mejor que un podólogo para buscar el adecuado según la actividad, el peso o intensidad entre otros factores. Fundamenta para iniciarse en cualquier práctica deportiva o bien gente con gestos deportivos erróneos para evitar continúas lesiones.

TRATAMIENTOS

• Hielo, analgésicos y antiinflamatorios: en los primeros síntomas de la lesión, ya que nos ayudaran a frenar la lesión y paliar el dolor. • Vendaje kinesiológico.
• Prevención: respetar los tiempos de descanso, tan importantes en los entrenamientos como los periodos de recuperación, así como también estiramientos antes y después de cada sesión.
• Calzado y calcetines de compresión adecuados: para amortiguar la pisada y no trasladar las vibraciones sobre las inserciones de la tibia.
En la zona interior del arco del calzado, que esté lo más acomodada posible para disminuir la caída brusca del medio pie para evitar en la medida de lo posible rotaciones tibiales indeseadas.
• Masajes en la zona afectada: masajear las zonas de dolor tanto del tibial anterior como posterior, al masajear estos tendones tenemos que realizarlo de manera profunda y provocando dolor para romper adherencias y estimular el riego sanguíneo.
• Preparación muscular: potenciar musculatura de la zona como pueden ser, los gemelos, sóleo, tibial posterior, y peroneo lateral largo y corto, así conseguiremos que la musculatura colateral potencie y ayude a los tendones tibiales.
• Estudio de la pisada: el más importante de todos, éste debería ser previo al inicio de cualquier deporte para poder valorar no solo el pie sino la biomecánica completa de nuestro cuerpo y así poder evitar en la medida de lo posible lesiones que puedan hacer desvanecer nuestras metas deportivas. Por ejemplo, una periostitis tibial puede estar provocada por un bloqueo de la zona lumbar, o bien rotaciones en las tibias, de ahí la importancia de un podólogo para realizar estos estudios de la pisada.


En Clínica Paiporta, realizamos estudios de la pisada con las últimas herramientas para el diagnóstico biomecánico de la pisada, además de ser éstos realizados conjuntamente por podólogos y fisioterapeutas para una valoración más completa para todos nuestros deportistas. Además, en nuestra clínica disponemos de diagnóstico ecográfico y también en el caso de ser necesaria la realización de radiografías, asegurando así los mejores resultados, más eficaces y óptimos.

Así mismo, en muchas ocasiones recomendamos combinar el tratamiento de soportes plantares con sesiones de fisioterapia o bien infiltraciones de colágeno, en los casos que lo requieran, para prevenir la recaída.

Laura García

Nº Colegiado 5433 ICOFCV

Fisioterapeuta – Especialista EPTE

Periostitis Tibial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *