El pie plano es una deformidad que consiste en la pérdida del arco longitudinal plantar, es decir, observamos una huella aplanada.

Podemos decir que existen dos tipos de pie plano, el congénito, el cual cuando estamos en fase de crecimiento y desarrollo siendo los factores predisponentes una hiperlaxitud, un astrágalo vertical, acortamiento de primer radio o bien una contracción de la musculatura posterior de la pierna que hace que el pie se vaya aplanado.

Por otra parte, el pie plano adquirido del adulto, este tipo de tipo se va desarrollando en las etapas de adulto, los factores más comunes que podemos encontrar son factores biomecánicos, traumatismos, lesiones neurológicas o incluso en mujeres en etapas de embarazo ya que aumentan la secreción de hormonas, en este caso la relaxina, que van a provocar relajar y dar una mayor flexibilidad los ligamentos del pie perdiendo así arco interno dando como resultado un pie plano.

El pie plano puede derivar en lesiones típicas como fascitis plantar, problemas en el músculo tibial posterior, rodillas o espalda. Si estas lesiones se mantienen en el tiempo sino damos la importancia correcta puede agravar más dolor y artrosis.

Como prevención se recomienda valorar a los niños a partir de los 4-5 años mediante un estudio biomecánico y el estado de articulaciones y estructuras óseas de tobillo, rodilla, cadera y espalda para garantizar así un tratamiento lo más personalizado en cada rango de edad.

Dr. Benjamín Cuenca

Nº Colegiado 838462322 ICOPCV

Podólogo – Especialista Cirugía Mínima Invasión Pie

TIPOS DE PIE – PIE PLANO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *