El pie diabético es una enfermedad silenciosa con un mal avance de la diabetes que afecta a la sensibilidad (neuropatía), a la circulación (isquemia) y que puede producir la aparición en el pie de úlceras, produciendo amputaciones o incluso muerte por una sepsis. Una persona diabética no tiene por qué tener pie diabético, pero si no se cuida puede aparecer esta patología.

Unos de los tratamientos que podemos tener es el control para no mantener altos los niveles de glucosa, acudir al podólogo para revisiones periódicas y poder realizar pruebas específicas con un monofilamento (emite 10 gr de presión constante), diapasón (emite 128 hz), valorar la sensibilidad periférica y profunda y por último una inspección general del pie buscando posibles lesiones. Además, estos pacientes en casa tienen que ponerse crema hidratante con las indicaciones necesarias para pies diabéticos, calcetines sin costuras, zapatos con una talla adecuada o bien en la ducha probar antes el agua caliente con las manos para no quemare en el caso de que el paciente haya perdido sensibilidad. En el caso de malos apoyos o incluso la aparición de alguna lesión se puede plantear la opción de unas plantillas personalizadas con materiales específicos y así descargar zonas de máxima presión que puedan generar ulceras no deseadas.

Dr. Benjamín Cuenca

Nº Colegiado 838462322 ICOPCV

Podólogo – Especialista Cirugía Mínima Invasión Pie

TIPOS DE PIE – PIE DIABÉTICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *