Es una de las complicaciones crónicas de la diabetes, el pie de Charcot es una neuropatía periférica y esta es un factor condicional para este tipo de pies.

En este tipo de pies podemos encontrar un debilitamiento de los huesos de la zona del arco longitudinal del pie, sino se realiza un control de niveles de glucosa u ortopodológicos podrían llegar a producirse microfracturas en estos huesos. Al realizarse estas lesiones y por la falta de sensibilidad por la neuropatía periférica, estas fracturas suelen consolidar en posiciones anómalas dando como resultado un pie deformado en forma de balancín que en muchas ocasiones al presentar presiones no deseadas se formarán posibles úlceras con un pronóstico crónico en el tiempo en cuanto la curación.

El tratamiento en este tipo de pies suele ser inmovilizaciones con yeso y bien plantillas personalizadas para poder controlar la caída del mediopié del paciente evitando así un mal posicionamiento de los huesos del pie. En casos donde la deformidad sea muy exagerada o tengamos ulceraciones que no cicatrizan podemos optar por tratamientos quirúrgicos. 

Dr. Benjamín Cuenca

Nº Colegiado 838462322 ICOPCV

Podólogo – Especialista Cirugía Mínima Invasión Pie

TIPOS DE PIE – PIE DE CHARCOT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *