El pie cavo es un tipo de pie que se caracteriza por un aumento de la bóveda plantar asociada a dedos en garra, normalmente del 2º al 5º dedo, tensión en todo el arco longitudinal, musculatura extensora retraída o tensión en la musculatura posterior de la pierna.

Las causas más comunes en el pie cavo pueden ser neurológicas, como por ejemplo poliomielitis o bien lesiones medulares. Por otra parte, las no neurológicas como un desequilibrio muscular, traumatismos directos, fracturas, esguinces de repetición o calzado muy estrecho que provoque un desarrollo anormal del pie.

La clasificación de este tipo de pies se divide en tres grados dependiendo del tipo de huella que encontremos cuando realizamos el estudio biomecánico que van a depender de la superficie de apoyo en la zona medial del pie, es decir, en la parte externa.

La clínica que vamos a encontrar en pacientes con este tipo de pies son fatiga muscular, fascitis plantar, espolones, talalgia (problemas en el talón), esguinces de repetición en la parte externad el tobillo o bien durezas en zonas de mucha presión o roce como el dorso de los dedos menores, así como también en la zona metatarsal provocando en el tiempo helomas dolorosos (ojos de gallo).

El tratamiento en este tipo de pies va a ir orientado a un tratamiento conservador y conjunto, tanto en manos de fisioterapeutas como de podólogos para la realización de plantillas personalizas y así conseguir un correcto apoyo y distribución de cargas o presiones en zonas no deseadas de los pies.

Dr. Benjamín Cuenca

Nº Colegiado 838462322 ICOPCV

Podólogo – Especialista Cirugía Mínima Invasión Pie

TIPOS DE PIE – PIE CAVO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *