Tipos de pie que podemos encontrarnos II

Reumático

En el pie reumático encontraremos dolor, rigidez, entumecimiento o deformidad debido a enfermedades tanto inflamatorias como reumáticas.

Las patologías reumáticas que más encontramos en consulta son debidas en muchas ocasiones a la artrosis, artritis reumatoide y a las artropatías psoriásicas.

 Esta última es una poliartritis crónica y de afectación articulación asimétrica. Se encuentra en las fases iniciales de un pie reumático por eso, el primer paso sería realizar unas radiografías para poder valorar la deformación ósea progresiva para realizar un tratamiento lo más precoz posible.

Por otra parte, la artritis reumatoide es una enfermedad sistémica e inflamatoria con rigidez y pérdida de la función normalmente de las pequeñas articulaciones que junto a la artrosis que es una patología degenerativa del cartílago articular van a provocar en el pie estos procesos inflamatorios y dolorosos.

Si acudimos al podólogo en fases iniciales el profesional podrá realizar algún tratamiento como la fabricación de plantillas personalizadas, cambio de calzado o bien en fases muy avanzadas se optaría por cirugía para la corrección de la deformidad.

Pie Plano

El pie plano es una deformidad que consiste en la pérdida del arco longitudinal plantar, es decir, observamos una huella aplanada.

Podemos decir que existen dos tipos de pie plano, el congénito, el cual cuando estamos en fase de crecimiento y desarrollo siendo los factores predisponentes una hiperlaxitud, un astrágalo vertical, acortamiento de primer radio o bien una contracción de la musculatura posterior de la pierna que hace que el pie se vaya aplanado.

Por otra parte, el pie plano adquirido del adulto, este tipo de tipo se va desarrollando en las etapas de adulto, los factores más comunes que podemos encontrar son factores biomecánicos, traumatismos, lesiones neurológicas o incluso en mujeres en etapas de embarazo ya que aumentan la secreción de hormonas, en este caso la relaxina, que van a provocar relajar y dar una mayor flexibilidad los ligamentos del pie perdiendo así arco interno dando como resultado un pie plano.

El pie plano puede derivar en lesiones típicas como fascitis plantar, problemas en el músculo tibial posterior, rodillas o espalda. Si estas lesiones se mantienen en el tiempo sino damos la importancia correcta puede agravar más dolor y artrosis.

Como prevención se recomienda valorar a los niños a partir de los 4-5 años mediante un estudio biomecánico y el estado de articulaciones y estructuras óseas de tobillo, rodilla, cadera y espalda para garantizar así un tratamiento lo más personalizado en cada rango de edad.

Pie Cavo

El pie cavo es un tipo de pie que se caracteriza por un aumento de la bóveda plantar asociada a dedos en garra, normalmente del 2º al 5º dedo, tensión en todo el arco longitudinal, musculatura extensora retraída o tensión en la musculatura posterior de la pierna.

Las causas más comunes en el pie cavo pueden ser neurológicas, como por ejemplo poliomielitis o bien lesiones medulares. Por otra parte, las no neurológicas como un desequilibrio muscular, traumatismos directos, fracturas, esguinces de repetición o calzado muy estrecho que provoque un desarrollo anormal del pie.

La clasificación de este tipo de pies se divide en tres grados dependiendo del tipo de huella que encontremos cuando realizamos el estudio biomecánico que van a depender de la superficie de apoyo en la zona medial del pie, es decir, en la parte externa.

La clínica que vamos a encontrar en pacientes con este tipo de pies son fatiga muscular, fascitis plantar, espolones, talalgia (problemas en el talón), esguinces de repetición en la parte externad el tobillo o bien durezas en zonas de mucha presión o roce como el dorso de los dedos menores, así como también en la zona metatarsal provocando en el tiempo helomas dolorosos (ojos de gallo).

El tratamiento en este tipo de pies va a ir orientado a un tratamiento conservador y conjunto, tanto en manos de fisioterapeutas como de podólogos para la realización de plantillas personalizas y así conseguir un correcto apoyo y distribución de cargas o presiones en zonas no deseadas de los pies.

Share on facebook

Más Posts

Sin categoría

Tipos de pie que podemos encontrarnos I

Pie equinovaro o zambo Desde Clinica Paiporta vamos a contarte a través de dos artículos los tipos de pie que podemos encontrarnos en el día

Sin categoría

Tipos de pie que podemos encontrarnos II

Reumático En el pie reumático encontraremos dolor, rigidez, entumecimiento o deformidad debido a enfermedades tanto inflamatorias como reumáticas. Las patologías reumáticas que más encontramos en